catpatrimonial | ESTILOS
15256
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-15256,theme-bridge,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
 

ESTILOS

¿Cuáles fueron los estilos arquitectónicos que se manifestaron en el Estado de Chihuahua durante los años 1900 a 1970?

Tales obras, por sus características artísticas, son pertenecientes a una variedad de estilos desarrollados dentro del Movimiento Moderno, que se convirtió en el estilo internacional en los años 60s.   

 

En los inicios del siglo XX, se seguía desarrollando la época del Porfiriato en su etapa final ya que inicia la revolución mexicana en 1910. La arquitectura es ecléctica, siendo una mezcla de elementos arquitectónicos de diferentes estilos. Durante las primeras dos décadas del siglo XX, se expresa el Neoclásico, Art Nouveau, arquitectura de Inglaterra, arquitectura industrial, gran influencia francesa y detalles exóticos de la India y de China. 

 

Después en la tercera década y hasta los años 40s, la Identidad Nacionalista aparece, siendo un movimiento cultural, que buscaba un estilo que representara o identificara la cultura mexicana, de aquí surge el neoindigenismo, neocolonial, el neomaya y la integración plástica. 

 

Se manifiesta también el Colonial Californiano o Spanish, abundante en Ciudad Juárez y en zonas importantes de la cd. de Chihuahua como en la col. Cuauhtémoc, la calle 4ta y la calle Ramírez, y en las zonas habitacionales cercanas al Centro Histórico.  

Aparece también, un estilo llamado Historicismo Regional, resulta ser un anacronismo, una tendencia que buscó ornamentar con detalles eclécticos, a edificios nuevos, totalmente funcionalistas en sus plantas. Además, conocido como Falso histórico. Ejemplos como el Cine Azteca (1930), con fachada ornamentada como neoindigenismo y el Templo del Sagrado Corazón en la 20 de noviembre, hecho mezclando estilos como neogótico, neorrománico, con ornamentos de otras épocas. 

 

Entre los 40s y 70s, el Art Decó, el Funcionalismo y el Racionalismo, fueron las nuevas propuestas que aportó el Movimiento Moderno. El racionalismo fue más antiguo en Europa que se transformó después en un Funcionalismo muy claro. 

 

A continuación, algunos de los ejemplos del tipo de arquitectura y de los estilos artísticos que se presentan con mayor abundancia en la catalogación del patrimonio moderno en el Estado de Chihuahua:

Arquitectura Vernácula

Esta arquitectura se realiza sin arquitectos, la construyen los pobladores con sus propios procedimientos y materiales, no es considerado un estilo, pero tiene valor regional. Definida Vernácula al ser construida con los materiales que proveía la naturaleza en la misma región, incluso del mismo terreno sobre el que se iba a levantar la edificación, donde la arquitectura de tierra nace elevándose del suelo para conformar los muros de adobe y los árboles más cercanos y capaces, servían para obtener los morillos; vigas redondas de madera que soportan el terrado. 

Muros altos y aplanados con mezcla de cal-arena-agua, funcionaban como murallas para prevenir los asaltos de los indios, que de alguna forma se las arreglaban para trepar y entrar por el patio central.

Entre sus características podemos mencionar ventanas y puertas enmarcadas con cantera, cornisas de igual forma o con tabiques, herrería generalmente como varillas puntiagudas generando una curva. 

Arquitectura Decó

Surge en Europa durante la década de 1920, de la exposición francesa Arts Décoratifs (artes decorativas). Tuvieron que pasar 25 años para que se le denominará como tal. Al terminar la Primera Guerra Mundial (1918-1920), era necesario reconstruir las ciudades, utilizando un estilo de diseño económico, pero a su vez, bueno y renovado. Sobresale como un estilo elegante, pues su cuna está en la burguesía francesa, se superpone al Art Nouveau al reducir la ornamentación innecesaria de este. Fue una tendencia por utilizar las formas geométricas y adaptarlas a diferentes disciplinas del arte, como la arquitectura. Llegó para expresarse en el Estado de Chihuahua alrededor de los años 40.

Caracterizado por formas geométricas simplificadas que contrastan con una rica ornamentación lineal, con una preocupación en decoración más que la función. Trata de dar la sensación de movimiento en sus formas. Al exterior se puede distinguir por puertas ochavadas, remates escalonados y accesos remetidos, al interior se destaca el uso del vitro-block, materiales como el mármol, granito y acero inoxidable. Las luces de neón nacen, y potencian las formas arquitectónicas. El Art Decó se basa principalmente en la simetría, la esfera, la línea recta (principalmente la verticalidad) y zigzags.

Estilo Colonial Californiano o Spanish Colonial Revival

Influenciado por el movimiento español colonial de Estados Unidos llamándolo Spanish. Motivado por un sentimiento nacionalista dentro de los arquitectos que edificaban casas a la clase alta, principalmente a emigrantes libaneses, judíos y españoles. 

Una de sus principales características es el juego de volúmenes, diferentes alturas y algunos cuerpos cilíndricos, por ejemplo, en el que su interior alberga las escaleras. También elementos como la herrería, generalmente el color blanco en fachada, techos altos inclinados de 2 o 4 aguas cubiertos por tejas de barro rojas, muros gruesos, molduras decorativas y columnas neoclásicas. La madera suele utilizarse para embellecer los techos y algunos pisos. En planta, la sala suele estar separada del comedor, ya sea por arcos, un vestíbulo o un pasillo. Elegantes candelabros, adornaban el interior de la vivienda. La cocina suele estar apartada del área social, pero conectándose con el jardín o un patio interior y las habitaciones suelen tener gran privacidad. Un estilo que muestra elegancia, siendo los materiales de gran calidad y belleza.

Estilo Funcionalista

Llega a Chihuahua a finales de los años 30s. El principio artístico en el que se basa la arquitectura Funcionalista, es como lo dice su nombre, que cumpla la función. Primer estilo que se preocupa más en el ser humano, rechazando la decoración en los edificios. Posiblemente el estilo que dio a evolucionar a algunas de las construcciones contemporáneas, donde no hay belleza ornamental, tan sólo necesidades que cumplir.  

Sin embargo, a la fecha, no es un estilo con falta de gracia, al contrario, la armonía de su simetría, líneas y volúmenes, lo hacen atractivo. Además, las formas planas y geométricas, dan sentido de seguridad. De esto es de dónde vienen algunos de los orígenes del funcionalismo, haciendo referencia al arquitecto Vitrubio miles de años atrás, el cual hablaba de integrar utilidad, estabilidad y belleza a la arquitectura. 

Aun pudiendo coexistir un edificio funcional, y lo decorativo del momento, el estilo se mantuvo firme reflejando su simplicidad en la fachada. El camino del estilo funcional no fue fácil de abrir, pues al no generar ese impacto de emociones visuales al encontrarse con la edificación, la gente de aquella época, lo desvalorizó, asociando la arquitectura funcionalista con construcciones comerciales, industriales y cobertizos.

El arquitecto Le Corbusier, generó un gran impacto para el funcionalismo, creando obras como la famosa Villa Savoye, 1929, en Poissy, Francia.

Algunas de las características que todo edificio funcional suele tener son: 

La horizontalidad marcada con una línea sobresaliendo en las ventanas alargadas y corridas, terrazas ajardinadas en la azotea o balcones amplios como zonas de estar. Estructuralmente encontramos el funcionalismo en columnas circulares, aisladas o adosadas al muro y horizontalidad en las losas planas.